¿Qué significa para mí correr?

“Correr es romper las barreras que no sabías que existian, experimentando el dolor que nunca antes habías sentido, sintiendo la determinacion, la tenacidad, el compromiso puro y simple con uno mismo”

Sois muchos lo que me preguntáis en multiples ocasiones acerca de cómo me dió por correr, así de repente, sobre mis motivaciones y de donde sale la energía para salir a entrenar un sábado a las 7:30 de la mañana en pleno invierno.

Lo primero que debo decir es que si antes de enterarme que tengo Parkinson, me hubieran dicho que correr iba a ser para mi lo que es hoy, me habría reido bastante.

Recuerdo el día que mi neurólogo me dijo que sería fantástico que empezara a correr, por la generación de dopsmina que el running produce en el cuerpo de quien lo practica. Mi respuesta fue clara, concisa y con un tono de cachondeo. Le dije: A mi no me persigue nadie , y además me aburre.

Poco después , en una de esas noches de insomnio, como la de hoy, di por casualidad con Run for Parkinson, y una de sus carreras coincidia muy cerca de casa, y quedaba entorno a un mes; un poquito mas, pero muy poco.

El caso es que ese mismo día busque una rutina y comencé a entrenar, con la mente fija en mostrar a quienes me seguían en las redes sociales, que no había que ponerse limites, sino retos, y tratar de superarlos.

La historia nos lleva hasta el día de hoy, día en que hace algo mas de un año que comencé a correr, y en el que me encuentro saliendo de una lesión que me ha tenido mes y medio parado, esperando que den las 6 de la mañana, como el niño que espera  que lleguen los Reyes Magos para abrir sus regalos.

Para mi, ese es el regalo, poder volver volver a calzarme las zapatillas, las mallas, la camiseta y salir de nuevo a correr. Aunque hoy solo será un test para ver como evoluciona la lesión, pero me da lo mismo, porque si todo va bien, se lo que me espera, lo que voy a sentir y eso me pone como una moto.

A veces creo que suena estupido y pesado cuando animo a la gente que me rodea a correr, pero sinceramente, me hace sentir tan bien, que no puedo evitar recomendarlo e invitarles a correr conmigo.

Para una persona con Parkinson, a día de hoy, las cosas no tienden a hacerse más sencillas, menos costosas y más accesibles, en lineas generales. Vas teniendo sensaciones que te hacen ver, que en mayor o menor medida, no reaccionas igual, hay cosas que te cuestan mas esfuerzo, cosas que antes te llevaba  2 minutos, ahora te llevan 5 y en lineas generales  mientras los tiempo se alargan, los objetivos se acortan. Y digo en lineas generales, porque , aunque en muchos ámbitos de mi vida, esto ocurre y sería un necio si lo negara, además de tonto, porque negarse a uno mismo lo que sabes que es real, es de tontos; hay otros ámbitos en los que aún puedo plantar cara y no solo no empeorar, sino mejorar.

Y uno de esos ámbitos, es el running.

Cuando uno comienza un proyecto, sea el que sea, debe buscar una motivación, un meta, algo que le mueva a afrontar ese reto incluso en aquellos momentos en que parece más complicado o se tienen menos fuerzas. Y eso mismo fue lo que hice yo.

Tengo muchas motivaciones, muchas razones por las que correr, por las que clavar kilometros al Parkinson , pero hay una que tiene nombre y apellidos, y que sin ser consciente aun de ello, es la que me empuja a salir cada día a la calle y volver con uno cuantos kms en las piernas. Mi motivación no es otra que mi hija Sofía.

Esto que os paso a contar puede resultar idilico, digo de un guión de pelicula, pero es cierto y os daré pruebas de ello.

Cuando digo que Sofía es quien me saca a correr, lo que quiero decir es que es por ella, y para ella por quien hago los mayores esfuerzos, porque se merece que su padre luche por estar bien, y se deje la piel para poder disfrutar juntos de todo lo que la vida nos ofrece.

Ha habido días es que el dolor de espalda era brutal, me impedía dormir, mucho menos descansar, pero daba igual. Recuerdo sabados en Pinto, a las 7 de la mañana con un dolor de espalda que me impedía aguantar tumbado en la cama. Entonces me levantaba, me ponia la ropa de correr, iba a su habitación, y la veía en la cuna. Un escalofrío me recorria el cuerpo desde los dedos de los pies al último pelo de la cabeza, y era como si el espiritu de Bolt o Bekele se m metiera dentro y me diera fuerza. Salía a correr y se me pasaba todo.

Las sensaciones al correr son muy diversas, pero en general, son cosas que te generan positividad. A mi personalmente correr me ayuda a conocerme mejor, a soltar tensiones, a desestresarme, me permite estar solo conmigo mismo, pensando en mis ideas y en mis proyectos, en miles de cosas. Me ayuda a estar mejor fisicamente, y emocionalmente. Mi humor y estado de ánimo varian , y son bastante peores si no puedo hacer deporte por el motivo que sea.

Cuando corro me siento libre, me siento agil, me siento vivo , me siento bien, y esto me motiva para seguir, para mejorar. Me ha permitido conocer a mucha gente, conocer mis limites, y ponerme retos, que con paciencia, cuidado, tesón y dedicación , he ido batiendo hasta día de hoy.

Correr me ha enseñado también a sufrir, a apretar los dientes y tener una fuerza mental que no sabía que tenía. Y esa fuerza me la dan los mios. Prueba de ello es mi video del primer 10 k que hice en Pinto, donde a pesar de lograr mi objetivo de terminar y hacerlo por debajo de la hora, sufrí mucho. En el km 6 / 7 se me empezaron a cargar los gemelos, me dolía, pero sabía que podía hacerlo, asi que pensé en mi mujer y mi hija, y si veis el video de la carrera, que está en el canal de youtube de Vivir con Mr Parkinson, hay un momento en que me duele hasta el alma, pero aprieto dientes y digo que quedan 2 kms, uno por mi mujer y otro por mi hija.https://youtu.be/I38L2FlQ9x4  (min. 6:40 aprox).

En definitiva, que el running y el deporte en general me aportan , fuerza, estabilidad, salud, dopamina, buen humor, amigos y la falta de actividad me trae por el camino de la amargura.

No veo la hora de calzarme las zapatillas, y salir a trotar, porque hoy solo será eso, pero ese simple gesto, me hace ver mas cerca, mas factible el volver a poner la mente en un objetivo mayor, que requerirá esfuerzo, entrenamiento, y que para tranquilidad de mi familia, no haré , si como es el caso de la media de Getafe, las lesiones me obligan a dejar atrás.

Quizá sea un sueño, pero soñar es gratis, y a mi me gusta soñar en grande.

Mi nueva meta ,  mi nuevo reto esta en abril.

Quizá sea un sueño, quiza una quimera, pero igual que nadie esperaba que estuviera hoy tan bien como estoy, yo creo en mi, confío en mi, y se que antes o después lo voy a lograr. Me quiero regalar este reto por mi cumpleaños, jajjajjajaja.

Ya os iré contando como evoluciona la cosa.

Me voy a dormir, que este post debe salir del horno a la vez que yo salga de casa con la sonrisa en la cara para volver a correr.

 

Feliz fin de semana y #Actitudpositiva porque #elparkinsonnoesmilimite

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s