Se acerca el día de los 10K. Sensaciones.

“Un corredor debe correr con sueños en su corazón”. Emil Zatopek.

Estoy a tan solo 2 días, viernes y sábado, del que probablemente sea el reto más emocionante para mí de los últimos tiempos.

Ser padre era un reto, y lo soy, afrontar el Parkinson con positividad era un reto, y llevo la #actitudpositiva por bandera, pero esto va mas allá. Esta aventura de correr comenzó en septiembre de 2016 como una forma de combatir el Parkinson y tratar de estar mejor, fue convirtiéndose en una afición, algo que me entretenía a la par que me ayudaba a mejorar físicamente y mitigar en cierto modo los síntomas que el Parkinson genera en mi cuerpo.

Todo empezó con el reto de Run for Parkinson, y solo fueron 5 kilometros, pero fueron los 5 kms de los que estoy más orgulloso hasta el día de hoy.

Como la cosa funcionaba, y a pesar del miedo escénico que la palabra Triatlón generaba en mi entorno, de la mano de mi amigo, Nacho Checa, me uní el 1 de enero de 2017 a TriSport Getafe, club de triatlón al que pertenezco y bajo cuya manta voy a afrontar este, que será mi primer 10k.

Quiero hablaros de las sensaciones que tengo, de como han ido variando y de qué espero que ocurra, siendo realista, qué creo que va a ocurrir, y por último, como afronto los posibles finales.

Comenzaré diciendo que si en enero, cuando malamente aguantaba los 5 km a un ritmo de 6 minutos el km,me dijeron que mi reto era bajar de la hora en una carrera de 10, me reí, y cuando me dijeron que lo haría el 25 de marzo corriendo la Intercampus, me reí aun mas.

Pues bien, 11 días después, el 11 de enero, corrí 10 kms en 1:02:48 entrenando una tarde con mis compañeros de TriSport Getafe.

Fue una sensación tan buena que el reto comenzó a tornarse alcanzable y  eso me dio energía y fuerzas para correr, entrenar con constancia y cabeza, ir subiendo kilómetros y distancia a la par que una vez dominada la distancia, trataba de acortar tiempos.

Esto me ha llevado a repetir los 10 kms bajando de la hora durante los entrenamientos, y me da una moral enorme de cara a afrontar el reto del domingo.

Muy probablemente si eres runner, 10 kms no te supongan una gran hazaña, pero cuando llevas 6 meses corriendo , vas con el Parkinson poniendo zancadillas y tienes las sensaciones que tengo yo en muchas ocasiones al correr, o después de hacerlo, la cosa se torna algo más compleja. Pero para eso he entrenado duro, he madrugado y aprovechado el insomnio para devolverle la moneda el domingo, he aprendido a sufrir en carrera y no parar, sino apretar los dientes y aguantar el tirón hasta que el cuerpo reacciona y las fuerzas aparecen de donde minutos antes creías que no las había.

Aparte, he aprendido a medir los esfuerzos, a saber bajar y subir los ritmos, a dosificarme y llegar fuerte al último kilómetro, y todo esto lo he hecho a base de esfuerzo, tesón, orgullo y mucho, mucho pensar.

Porque corriendo, y esa es una de las cosas que me han hecho más fuerte, me evado, y tengo tiempo para estar conmigo , pensar, colocar ideas, soñar proyectos y evadirme de la enfermedad.

Además, estos 10 kilómetros que correré el domingo por las calles de Pinto, estarán llenos de sensaciones, de recuerdos, de emociones, porque ese día mientras corra por las calles asfaltadas del pueblo, seguro, vendrán a mi cabeza todas las personas que me han apoyado en este camino de 2 meses entrenando con un único objetivo, demostrar que con #actitudpositiva y fuerza de voluntad, no hay barreras ni límites.

EL domingo, a ciencia cierta, no se que pasará. Debo decir que estoy convencido que salvo hecatombe, la terminaré. Del mismo modo, me encuentro con fuerza, con ganas y tendré a mi alrededor motivaciones mas que suficientes para darme alas y hacer los 10 kms bajando de la hora y superando así mi reto del 2017.

A partir de ahí , puede pasar de todo, pero una cosa tengo clara, pase lo que pase, me sentiré orgulloso de al menos haber dado lo mejor de mí.

Pero no voy  a terminar este post así, porque es cierto que no terminar, es una posibilidad, que existe, pero con la que ni sueño, y cuando me plante en la linea de salida, pensaré en todos vosotros, en mi familia, que siempre está a mi lado, en mi abuela, que quiero que me vea acabar un 10 k entero y con buena cara, en todos los que corréis conmigo desde el principio y los que os habéis unido durante la preparación, pensaré en Juan Park y sus 2 cojones dando pedales, en mi padre corriendo para acompañarme, en mis liebres (todos los que habéis corrido a mi lado), en mi legión de amigos, compañeros de trabajo, en mi gran amigo Artur y las ganas de mostrarle el vídeo de la carrera cuando nos reencontremos en Madrid, en la gente de Aparkam, de la Asociación Parkinson Madrid y su equipo de atletismo, en mis compañeros de Trisport Getafe, con especial reseña a Mozo y Mariola que desde el primer día se ofrecieron a correr conmigo,  y sobre todo en mis 2 amores, las que me ceden su tiempo para entrenar y me reciben con besos y abrazos cada vez que vuelvo a casa empapado en sudor, con dolor, agujetas en alguna ocasión y que van a ser mis alas, mi viento a favor, mi motivación más grande.

Por ellas 2, Mónica y Sófia, y para darle a mi madre en la celebración de su cumpleaños,;el regalo de sentirse orgullosa de que su hijo termina su reto de 10k…..y baja de la hora, porque ese es mi verdadero reto, este domingo, 5 de marzo de 2017………¡¡¡VAMOS A POR LOS 10!!!

runningpinto-2017_a3_cocacola-e1487719588887

Anuncios

Un comentario en “Se acerca el día de los 10K. Sensaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s