Laurita. Como vencer al cancer luchando con la sonrisa.

“El cancer no es una sentencia de muerte. Es una sentencia de vida, porque te empuja a vivir” Marcia Smith.

La historia de hoy tiene un alto grado de carga emocional, porque es la historia de una amiga, de una persona con la que he vivido grandes momentos, a quien siempre recuerdo con una sonrisa en la cara y que a pesar de haberlo pasado muy mal, nunca ha perdido la sonrisa y ha animado a todo aquel que estaba cerca.

Laurita y yo somos amigos desde 2011, cuando se cruzó por mi sendero de la mano de otra de esas personas que la vida pone en tu camino para hacértela mucho mejor, mi maña favorita, Virginia.
Recuerdo que estaba de fiesta en la zona de Huertas, Madrid, y allí apareció ella, segura de si misma, con un sonrisote en la cara y me plantó un abrazo y 2 besos.

Había oído hablar de Laura anteriormente, de su trabajo en el hospital, de su afición por el futbol, y de que era una persona de esas que te llega con solo conocerla, pero me lo había contado Vir, que debe ser algo así como una sucursal del cielo en la tierra, porque se cruzó tb en la vida de Laura y la cuida como nadie.

Con Laura he vivido miles de aventuras, he salido, entrado, visto pelis, compartido alegrías, penas, de todo, y por eso cuando el 17 de enero de 2014 le dieron el diagnóstico que os voy a contar en las próximas lineas, creo que nos lo dieron a todos, y juntos, a pesar de no vernos muchas veces tanto como nos hubiera gustado, hemos luchado todos juntos para llegar al lugar donde estamos hoy.

Laura en aquel momento tenía 31 años, y era, que no quiere decir que ahora no lo sea, una chica superactiva. Trabajaba y jugaba al futbol, si, del barça, cada uno tiene su tara y esta es la de Laura, y cuando alguien es así, no esperas un palo como el que recibió.

Laura venía notando una especie de arañazo, algo a lo que normalmente no das mayor importancia, pero después de un mes, y teniendo en casa una enfermera como Vir, lo mejor era preguntar. Así hicieron, y ese mismo día, un domingo, acudieron al Hospital Infanta Leonor, donde le dijeron que no se preocupase, que era una contusión.

Como aquello no parecía ir a mejor, comenzaron a hacerle pruebas, esta vez en Hospital Clínico San Carlos, donde después de pasar por mamografías, ecografías de mama, una biopsia ganglionar y mamaria y mil pruebas mas, el médico le dijo que lo que había visto no tenía buena pinta.
Poco después, en la siguiente visita al especialista de la mama, se confirmaron los malos presagios y Laura recibió la noticia que ninguno queríamos oir. Tenía un tumor maligno y hay que operar si o si.
El día que te diagnostican una enfermedad “grave” , es un día que no olvidas nunca, al menos, yo, nunca olvidaré el martes 6 de octubre de 2016, y estoy convencido que a Laura le ocurre lo mismo.
Cuando recibió el mazazo, Laura se quedó impactada, pero rapidamente trato de asumirlo de la mejor forma posible, y rapidamente vinieron a su cabeza todas esas personas que la rodean, que la rodeamos. ¿Como se lo iba a contar?  Con ella estaban su hermana y su cuñado, pilares fundamentales en toda esta historia y  que han sido 2 personas muy especiales sin las que Laura no habria afrontado el problema con tanta fuerza .Su madre ni siquiera sabía que le habían hecho mil pruebas, es mayor y no sabía nada, pero una madre es una madre y para Laura ha sido un apoyo esencial. Virgi, que había ido de su mano todo el camino, ¿se lo decía antes o después de trabajar?, su hermano, un tio con pavor a los hospitales, a ver como le decía que había un vecino nuevo, un cancer de nada, sobrinos de su misma edad, su cuñada que estaba pasando también un bachecillo. Eramos muchos y cada uno reaccionaría de una manera.

Como ya he comentado, su hermana y su cuñado ,por estar junto a ella y mover medicos curas , porque  Laura siempre dice que les da las GRACIAS  porque sin su eficacia no estaría aquí, etc….,Virginia por ser su sombra, su compañera, amiga, enfermera particular etc…..han sido elementos muy destacables, y sobre todo, el caso de su hermano, que superó sus miedos y afrontó las curas y ayudó como un campeón. Pero en un caso así, y más en un post contado por un tercero, mero espectador, nos dejamos sin nombrar a muchas personas, a las que Laura , y lo digo, porque he hablado con ella para contar su historia, está infinitamente agradecida, que luchan a su lado y que simplemente por espacio (necesitaria varios tomos) , no nombramos, pero que seguro, sabeis quienes sois.
Ese día Laura le preguntó al medico algo que estoy convencido que ella misma habría sabido responder. “Me voy a curar”?
Y la respuesta fue un SI!!! .
Y del mismo modo que ese medico dejó caer ese rotundo SI, nos pusimos todos a empujar, a enviar fuerzas y a darle todo nuestro apoyo.

Y estoy convencido de que Laura lo sabía, porque es una luchadora, y porque como futbolera que es, había empezado el partido un poco dormida y le habían metido el 1-0, pero tocaba remontar, y en eso Laura tiene mucha suerte porque a su lado tiene un equipazo.

Lo que suele ocurrir en estos casos, y en el de Laura también ha ocurrido, es que cuando un terremoto de esta magnitud sacude inesperadamente tu vida, cuando te meten el 1-0 y necesitas aire fresco para remontar, es cuando miras a tu banquillo y descubres que en tu convocatoria solo hay unos cuantos decesos jugadores, cuando tu equipo parecía repleto de fichajes, de estrellas.
Es el momento de tirar de cantera y en esos casos hay gente que estaba ahí desde el principio, que fue eclipsada por cracks mediáticos que hacían mas ruido, pero que cuando hay que luchar por tus colores, por la amiga de verdad, son los que abrazan el escudo y luchan a tu lado.

Desde aquí quiero decirle a Laura, que yo soy canterano, porque voy a muerte con su equipo, y que a pesar de que tengo mis lesiones y a veces no rindo lo que debería, siento sus colores a muerte.

Siempre, cuando hablo de mi en el blog, os añado el hashtag #actitudpositiva, pero no es propiedad privada, no es mío, es de todo aquel que mira al mundo con ganas de comérselo, y Laura afrontó su nuevo reto, vencer al cancer con toneladas de #actitudpositiva, como es ella.
Es una persona, que no solo en este tema, sino en multitud de casos de la vida cotidiana, siempre opta por sacar el lado bueno, sabiendo que el malo puede ser horrible, pero que a pesar de ello, hay una faz buena, y esa es la que ella se queda.

Como os he ido contando, Laura es un ejemplo más de como los límites se los pone uno mismo.
Es una persona con la que lo positivo sale, hasta cuando no quieres, y os aseguro, porque es mi amiga, que ha pasado momentos durísimos durante estos últimos 2 años.
Por haceros una pequeña lista de lo que lleva pasado esta heroina, os diré que ha superado mamografias, ecografias mamarias, biopsias, arpones ( guia metalica con forma de arpon que se inserta en el tumor para facilitar el acceso al cirujano), Pet-tac, resonancias, Gammagrafias oseas, TAC, intervenciones quirurgicas, cancer de mama con linfadenectomia axilar ( limpieza y legrado de la cadena ganglionar afectada por el tumor). Tras ello el edema del brazo izquierdo aumentó y hubo que pincharla hasta 4 veces sin ninguna anestesia, extirpación de ovarios y trompas.
Segunda intervención de un nuevo tumor maligno en la mama izquierda. Linfadenectomia axilar, tratamientos de todo tipo y color.
Laura tenía que pincharse Zoladex subcutaneo en la tripa con una aguja del tamaño de un boli bic.
Pasó por 33 sesiones de radioterapia en mama y axila y ha sido tratada con un ensayo clinico como opción mas viable como sustitutivo de la quimioterapia.

ESTA ES MI AMIGA LAURA, y tenía que contaros su historia, porque se lo merece, porque es una luchadora y un ejemplo de que la gente positiva, buena , con un corazón gigante y que se entrega y lucha, merece nuestro apoyo, nuestra ayuda, nuestro respeto y toda nuestra fuerza.

Laura estando muy pachucha vino a mi boda, compartió conmigo días super felices, ha venido a ver a mi hija Sofía, ha hecho esfuerzos para vernos, y cuando supo que yo vivía con Mr Parkinson, me dio muchos ánimos y fuerzas, ella con un cancer de mama y pasando las de Caín me animaba a mi, que solo tengo unos cuantos síntomas.

Con Laura hablé de las cosas que se te pasan por la cabeza y los miedos que te asoman sin querer, y como optimista que es, se ve en un futuro curada, aunque ha sido muy duro, vivir momentos como cuando te dicen que si afecta a la medula no podía moverse de la cama a raíz del resultado del primer Pet-Tac, te hacen relativizar las cosas, valorar millones de simplezas y ver el mundo de otra forma, dura en su forma de llegar a esta nueva visión, pero genial cuando por fin aprendes a aceptar que tienes una batalla y que la vas a ganar, y afortunadamente, todo quedó en un susto.

Lo que más me ha gustado de el tiempo que he dedicado a este post es que me ha transmitido positividad, he recordado momentos, visto fotos en las fiestas del Pilar, tantas cosas, que cuando lees los wassaps , mails etc y Laura te dice que entre las cosas que le dan miedo, que le pasan, que ve o que hay en su día a día, están otros enfermos con situaciones similares a la suya, y que ella siempre intenta sacarles una sonrisa.
Esa es la #actitudpositiva de la que siempre hablo, y gente como Laura, te la regala a manos llenas.

Tenía en mente contar su historia desde que comencé a escribir este blog, siempre con su permiso y lo hago ahora, porque este verano, estando de vacaciones, hablamos para quedar, y cuando me dijo que el médico le acababa de decir que no había extensión de las lesiones óseas, casi se me saltan las lágrimas de la alegría. Y en ese mismo momento, decidí hacer este post, hacer mi pequeño homenaje, mi empujoncito, mandarle desde aquí toda mi fuerza y la de mi mujer, Mónica y mi peque, Sofía, que la quieren , como yo, muchísimo.

Laurita a día de hoy sigue su batalla, pertrechada con la fiel defensa de todos los que la queremos y de todos los que vemos en ella un ejemplo de fuerza, lucha y superación.
Se encuentra con los ánimos a tope después de recibir los resultados de este último mes y acaba de empezar el séptimo ciclo de tratamiento y de momento está funcionando muy bien.

Desde aquí , quiero dar las gracias en nombre de Laura y por petición suya y cito literalmente: ” a mi familia, a mi madre, que es mi super heroina, hermanos cuñados, a mi cuñada por su amplia sonrisa siempre, a Vir y mis sobrinos, mis tios/as, y a mis primas/os por el apoyo incondicional siempre, y a mis amigas/os por estar a mi lado cuando mas lo he necesitado, ellas saben quienes son, y por supuesto, a la gente que se ha ido de mi lado, porque gracias a ellos he aprendido a valorar mas lo que tengo de verdad”.”Ah! Y a mis médicos, por supuestisimo! Y a mis compis de trabajo que me alegran los días”.

Y el final del post, te lo dirijo a tí, Laura, Yukita. Eres una persona que desprende una energía especial, y el que te conoce, te quiere.
Este es mi homenaje a tí, a una luchadora, a una campeona de la vida, a un ejemplo de lo que es no bajar nunca la cabeza y gritarle al mundo entero que estas ahí y que has venido para quedarte.
A veces no he estado todo lo cerca que me hubiera gustado, pero sabes que te quiero un montón, y te emplazo a ser la protagonista de un futuro post en este, mi blog, donde contemos a todo el mundo que mi amiga Laura, ha dado una patada en el culo al cancer, y que después de escribirlo para que todos lo lean, nos vamos a ir a celebrarlo con vino albariño por Huertas, como en los viejos tiempos.

Aceptas el envite? Seguro que si.

Me despido de todos los lectores esperando que la historia de Laura os sirva de ejemplo y motivación a todos y os enlazo una canción que le envié el día que decidimos contar su historia y que se que le gustó mucho.

Sed buenos, felices, poned mucha #actitudpositiva y nos leemos en el próximo post.

Anuncios

3 comentarios en “Laurita. Como vencer al cancer luchando con la sonrisa.

  1. Impresionante historia de superación, desde luego tu amiga Laura es toda una campeona, pero como todo en esta vida hay que buscarle el lado positivo y esta horrible enfermedad aunque parezca mentira tambien la tiene, porque te enseña un nuevo camino, un camino que hasta el momento no te habias parado ni si quiera a pensar que existia, un camino lleno de oportunidades, de deseos de vivir, te enseña a corregir los errores que estabas cometiendo, te enseña que para ser feliz no hace falta tanto, simplemente disfrutar de la vida sin barreras en el tiempo. Es un camino largo y en ocasiones muy duro pero el esfuerzo merece la pena y la actitud es primordial, es el 95% de exito. Asi es que mucho animo y vamos que remontas el partido que hasta el minuto 93 (perdón es que soy muy madridista, lo siento Laura) siempre hay tiempo para conseguir tu premio.
    Iñaki tio, me has puesto los pelos de punta en la forma de escribir este post, cada vez te vas superando, te vas ha tener que plantear que esto de escribir va en serio y encima se te da de puta madre, se te nota la #actitudpositiva por los cuatro costados y para todo, yo siempre quiero gente como tu a mi lado, como amigo eh no te hagas ralladuras mentales jejeje.
    Gracias por compartir esta historia de superación con todos nosotros. Y yo me apunto a ese albariño por Huertas jajaja, deberias crear un hahstag #yomeapuntoalalbariñoconlaLaura, jajaja, en serio mucha fuerza Laura y mucho animo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s